La investigación en ciencia se ahoga  como nunca antes había ocurrido y lo hace expuesta a luces,  taquígrafos y políticos incapaces que protagonizan cada uno de sus estertores. Este escenario marca una tendencia de precariedad e inestabilidad en el papel que ha de ocupar  la investigación científica en el desarrollo de una sociedad moderna, y especialmente ante los retos de un mundo expuesto a profundos cambios.

Una síntesis de lo ocurrido estos últimos años supone recordar los más de 11.000 empleos perdidos, el cierre de grandes programas de investigación y centros, tampoco olvidamos el exilio de investigadores, los retornados que no lo harán jamás y el empobrecimiento económico de todo un país. Dentro del contexto europeo todos los indicadores nos alejan de Europa y nos acercan a los últimos puestos de inversión pública y privada en I+D. Quizás de todos los efectos que  supone la perdida de autonomía económica,  será el descenso crítico de jóvenes investigadores en las plantillas el que terminará por acabar con la investigación científica  en España, debido a la pérdida de perspectivas profesionales.

Fotografías de la manifestación por la ciencia en Madrid, 27S 2013

Dentro de este contexto os quiero presentar  Apadrina la Ciencia una de las iniciativas más inteligentes que lucha contra este escenario de precariedad y falta de fe en la investigación científica española y los beneficios económicos de retorno que es capaz de ofrecer.  Desde Apadrina la Ciencia, se lucha contra todos los modos de precariedad existentes en la investigación, originados por la pérdida de recursos económicos.

Su principal objetivo supone promover el patrocinio, mecenazgo y microdonaciones que puedan contribuir a impulsar carreras profesionales y proyectos de investigación. Esta asociación fundada en 2014 canaliza de forma independiente las inquietudes ciudadanas que deseen contribuir a mejorar el aislamiento económico que sufren la investigación científica en España. Esta entidad cuenta con  respaldo de los investigadores de mayor relevancia, entre ellos la prestigiosa investigadora Margarita Salas, presidenta de la Fundación Severo Ochoa.

En este sentido os proponemos que visitéis la última aventura de Apadrina la Ciencia, que consiste en ser candidatos junto a otros proyectos en el “III Brindis Solidario” y cuyo finalista recibirá una ayuda de 10.000 euros. Esta ayuda permitirá alcanzar la cantidad necesaria para financiar un contrato de un año para que un joven investigador continúe su labor investigadora en nuestro país y que su proyecto de investigación no se detenga. Es así que os pedimos que regaléis un voto a este singular asociación que permita iniciar una carrera investigadora a un joven científico

Solidario_ImageHandler

La candidatura que obtenga más votos recibirá una aportación de 10.000€ en metálico para hacer realidad su proyecto. La selección del candidato se realizará mediante una convocatoria abierta en “Apadrina la Ciencia”  para todos aquellos jóvenes que estén trabajando en España. El proceso de evaluación, independiente de Apadrina la Ciencia, se llevará a cabo por un comité formado por cuatro expertos reconocidos en diferentes áreas de la investigación. El resto de información lo podéis consultar en Apadrina la Ciencia.

Anuncios